La Comisión Mixta del Concierto Económico ha firmado el acuerdo que establece la Ley Quinquenal 2017-2021, que incluye el pago de 1.3000 millones de euros en concepto de Cupo, mantiene el índice de imputación en el 6,24% y varias modificaciones del Concierto Económico.

Por parte vasca, han acudido a la reunión: el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka y los diputados generales de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba, Unai Rementeria, Markel Olano y Ramiro González, respectivamente. Por parte del Gobierno español han acudido: el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, y el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, entre otros.

El acuerdo recoge varios cambios en algunos impuestos, como en Sucesiones y Donaciones. La tributación de los herederos vascos de personas fallecidas no residentes en el Estado español se realizará en Euskadi. Las donaciones de inmuebles en el extranjero también tributarán en el País Vasco.

Respecto al IRPF, se ha establecido la regla que competente para la exacción de retenciones de rendimiento del trabajo prestados en el extranjero, teletrabajo y trabajadores del mar enrolados en embarcaciones ubicadas en los puertos vascos.

El IVA y el Impuesto de Sociedades se actualizarán en el umbral de volumen de operaciones para exigir el impuesto, que pasa de 7 a 10 millones de euros, y se atribuye a las Haciendas Forales la competencia sobre contribuyentes que teniendo s domicilio fiscal en territorio común hubieran realizado el 75% o más de su volumen de operaciones en Euskadi. Esta medida puede evitar que sociedades con sede en Euskadi puedan cambiar su domicilio social a otras Comunidades fiscalmente más baratas, ya que en estos momentos la fiscalidad vasca es más cara.

A partir de ahora las Haciendas Forales ampliarán el número de contribuyentes, tanto en Sociedades como IRPF y Sucesiones, tras modificar algunos parámetros en los denominados “puntos de conexión”. Según los cálculos del Gobierno Vascos, alrededor de 300 empresas que hasta ahora realizaban su declaración en la Agencia Tributaria a pesar de tener su sede social en Euskadi, pasaran a tributar a las Haciendas Forales. No solo a efectos a efectos de recaudación sino también de la normativa que deben aplicar.

Por último, la Comisión Mixta ha aprobado los nuevos objetivos de estabilidad presupuestaría y la deuda pública para Euskadi respecto a 2018-2020.

Fuentes:

Fuente 1

Fuente 2

Fuente 3

Fuente 4

Todas las categorías